te ayudamos a actuar frente al Cambio Climático

Actúa frente
al Cambio Climático
calculando,reduciendo,compensando tus emisiones de CO2


Etiqueta CeroCO2La empresa editora de Vogue, Vanity Fair, AD, Condé Nast Traveler, Glamour, GQ y Sposabella renueva su compromiso con el clima gracias al cálculo y compensación de la huella de carbono de sus oficinas, almacenes y transporte de revistas mediante proyectos de conservación en Vietnam y China por lo que ha conseguido la etiqueta “Cero CO2”.

Por cuarto año consecutivo, Condé Nast España compensa sus emisiones de CO2, utiliza sólo papel certificado PEFC procedente de bosques sostenibles y ha implantado un Sistema de Gestión Ambiental, que compromete a todo el personal de la empresa a la mejora de sus prácticas medioambientales.

La alta calidad en productos y servicios es uno de los valores fundamentales de Condé Nast. Por eso consideramos que calidad implica también prevenir el calentamiento global, reducir el impacto ambiental de nuestras actividades y comprometerse con el desarrollo sostenible con el proyecto de compensación elegido que fomenta el desarrollo de actividades agrícolas con un alto compromiso y respecto ambiental en países en vías de desarrollo, por lo que cumplen un doble objetivo: frenar el cambio climático y contribuir a luchar contra la pobreza de las comunidades locales.

Condé Nast ha calculado las emisiones de CO2 asociadas a sus oficinas, así como a la distribución de sus revistas y la producción de sus páginas web en España, mostrando de forma práctica y tangible su compromiso con la lucha contra el cambio climático. Además, ha compensado 2.252,78 tCO2e que supone el 50 % de su huella de carbono total, en proyectos de compensación de la iniciativa CeroCO2 impulsada por la ONG ECODES. De este modo, Condé Nast, que se distingue por la excelencia editorial de sus marcas (Vogue, Glamour, AD, GQ, Traveler…), mantiene una apuesta decidida por una gestión baja en carbono compensando parte de su huella de carbono por tercer año consecutivo. Además, continúa siendo la primera empresa de medios que compensa su huella de carbono en España.

Los proyectos seleccionados para compensar la huella de carbono han sido “Mini-centrales hidroeléctricas en Vietnam” (1.686,51 tCO2e) y “pequeñas y micro-centrales hidroeléctricas en China” (566,27 tCO2e).

El primer proyecto consiste en dos pequeñas centrales hidroeléctricas localizadas en Kon Plong, una población rural situada en la región montañosa de Kon Tum (Vietnam) cerca de las fronteras de Laos y Camboya. La región está muy despoblada y la economía se basa principalmente en la agricultura. El proyecto proporciona a la región rural electricidad limpia, sostenible y de forma estable, sustituyendo el uso de generadores diesel y la quema de leña para iluminación y calefacción. Además, los promotores del proyecto destinan parte de la financiación obtenida por los créditos de carbono a apoyar el desarrollo sostenible de las comunidades donde se sitúa el proyecto mediante la construcción de canales para el riego, puentes o carreteras, así como la construcción de una escuela. El proyecto esta validado por el estándar VCS (Verifed Carbon Standard)

El proyecto chino es un conjunto de un centenar de pequeñas y micro centrales hidroeléctricas, con una capacidad instalada de 0,5 a 15 MW cada una que permite a zonas rurales y montañosas del suroeste de China producir energía libre de emisiones. Las centrales utilizan saltos naturales sin necesidad de un dique de contención, evitando los problemas de construcción de estas infraestructuras como inundaciones, reasentamiento o impactos ambientales sobre la flora del río etc y generaran una energía sostenible. La reducción de las emisiones resulta de la sustitución de centrales térmicas de carbón por centrales hidroeléctricas limpias.

El proyecto esta validado por el VCS y Social Carbon Standard. Por todo ello, CeroCO2 ha otorgado a Condé Nast la etiqueta “CeroCO2 Compensado” que reconoce el compromiso de Condé Nast frente al cambio climático.


Etiqueta 2013

Etiqueta CeroCO2Por tercer año consecutivo, Condé Nast España compensa sus emisiones de CO2, utiliza sólo papel certificado PEFC procedente de bosques sostenibles y ha implantado un Sistema de Gestión Ambiental, que compromete a todo el personal de la empresa a la mejora de sus prácticas medioambientales.

La alta calidad en productos y servicios es uno de los valores fundamentales de Condé Nast. Por eso consideramos que calidad implica también prevenir el calentamiento global, reducir el impacto ambiental de nuestras actividades y comprometerse con el desarrollo sostenible con el proyecto de compensación elegido que fomenta el desarrollo de actividades agrícolas con un alto compromiso y respecto ambiental en países en vías de desarrollo, por lo que cumplen un doble objetivo: frenar el cambio climático y contribuir a luchar contra la pobreza de las comunidades locales.

Condé Nast ha calculado las emisiones de CO2 asociadas a sus oficinas, así como a la distribución de sus revistas y la producción de sus páginas web en España, mostrando de forma práctica y tangible su compromiso con la lucha contra el cambio climático. Además, ha compensado 1.329,96 tCO2e que supone el 50 % de su huella de carbono total, en proyectos de compensación de la iniciativa CeroCO2 impulsada por la ONG ECODES. De este modo, Condé Nast, que se distingue por la excelencia editorial de sus marcas (Vogue, Glamour, AD, GQ, Traveler…), mantiene una apuesta decidida por una gestión baja en carbono compensando parte de su huella de carbono por tercer año consecutivo. Además, continúa siendo la primera empresa de medios que compensa su huella de carbono en España.

El proyecto de seleccionado para compensar la huella de carbono ha sido “Mejora de Prácticas de agricultura orgánica con comunidades de indígenas en Guatemala”. EL objetivo de este proyecto es fortalecer las capacidades de producción y de adaptación de dos comunidades campesinas que abarcan 8 h y que cuentan con más de 1.500 individuos cuyos agricultores son agrupados bajo dos cooperativas: Nahualá que está conformada por 157 hombres y 67 mujeres, y Renacimiento que cuenta con 22 mujeres y 55 hombres. Las dos cooperativas participantes en el proyecto forman parte de la Federación Comercializadora de Café Especial de Guatemala (FECCEG), la cual brinda apoyo en la parte operativa del proyecto. Los créditos de carbono son de muy alta calidad porque generan beneficios más allá de la mitigación del cambio climático como son la mejora de las condiciones de vida de las familias indígenas y una protección de la biodiversidad de la Selva del Cerro Pecul. El proyecto esta validado en el marco del programa Cam(Bio)2 y el número de toneladas de carbono equivalente ha sido verificado por la entidad de control BCS ÓKO-Garantie lo que garantiza el rigor y la transparencia.

Por todo ello, CeroCO2 ha otorgado a Condé Nast la etiqueta “CeroCO2 Compensado” que reconoce el compromiso de Condé Nast frente al cambio climático.


Etiqueta 2012

Etiqueta CeroCO2La empresa editora de Vogue, Vanity Fair, AD, Condé Nast Traveler, Glamour, GQ y Sposabella renueva su compromiso con el clima gracias al cálculo y compensación de la huella de carbono de sus oficinas, almacenes y transporte de revistas mediante el proyecto de conservación en la Amazonía Peruana por lo que ha conseguido la etiqueta “Cero CO2”.

Desde 2012, Condé Nast España compensa sus emisiones de CO2, utiliza sólo papel certificado PEFC procedente de bosques sostenibles y ha implantado un Sistema de Gestión Ambiental, que compromete a todo el personal de la empresa a la mejora de sus prácticas medioambientales.

La alta calidad en productos y servicios es uno de los valores fundamentales de Condé Nast. Por eso consideramos que calidad implica también proteger los bosques y la biodiversidad, prevenir el calentamiento global, reducir el impacto ambiental de nuestras actividades y comprometerse con el desarrollo sostenible.

Condé Nast ha calculado las emisiones de CO2 asociadas a sus oficinas, así como a la distribución de sus revistas y la producción de sus páginas web en España, mostrando de forma práctica y tangible su compromiso con la lucha contra el cambio climático. Además, ha compensado 1.329,96 tCO2e que supone el 50 % de su huella de carbono total, en proyectos de compensación de la iniciativa CeroCO2 impulsada por la ONG ECODES. De este modo, Condé Nast, que se distingue por la excelencia editorial de sus marcas (Vogue, Glamour, AD, GQ, Traveler…), mantiene una apuesta decidida por una gestión baja en carbono compensando parte de su huella de carbono por segundo año consecutivo. Además, continúa siendo la primera empresa de medios que compensa su huella de carbono en España.

El proyecto seleccionado para compensar la huella de carbono ha sido “Conservación de la Amazonía peruana en Madre de Dios, Perú” . La Amazonia Peruana se encuentra en gran riesgo de deforestación, especialmente después de la construcción de la carretera transoceánica que atraviesa la selva.

Los recursos actuales no son suficientes para controlar adecuadamente la selva del Amazonas y protegerla de los agricultores y ganaderos que la invaden y de los taladores ilegales atraídos por el gran valor y fácil acceso de sus especies forestales en peligro de extinción. El proyecto de conservación Madre de Dios Amazonía va a reducir esta deforestación mediante el incremento de la vigilancia de la selva. El proyecto mejora las condiciones de vida de las poblaciones locales (tribus Yine y Mashaco) que viven en la zona, apoyando proyectos de producción ecológica. Además, contribuye a proteger la biodiversidad, ya que la zona constituye el hábitat de cuatro especies de árboles en peligro de extinción y diez especies de animales. El proyecto esta validado por los estándares VCS (Verifed Carbon Standard) y CCBS (Climate Community and Biodiversity Standard) lo que garantiza el rigor y la transparencia.

Por todo ello, CeroCO2 ha otorgado a Condé Nast la etiqueta “CeroCO2 Compensado” que reconoce el compromiso de Condé Nast frente al cambio climático.


Etiqueta 2011
 

CONDÉ NAST

La empresa editora de AD, Condé Nast Traveler, Glamour, GQ, Sposabella, Vogue y Vanity Fair, se ha convertido en la primera empresa de medios en España que calcula y compensa la huella de carbono de sus oficinas, almacenes y transporte de revistas mediante dos proyectos de reforestación en la Amazonía Peruana y en Chiapas (México), por lo que se le ha otorgado la etiqueta “Cero CO2”.

Dentro de su voluntad de convertirse en una empresa sostenible, Condé Nast ha calculado las emisiones de CO2 asociadas a sus oficinas, así como a la distribución de sus revistas y la producción de sus páginas web en España, mostrando de forma práctica y tangible su compromiso con la lucha contra el cambio climático. Además, ha llegado hasta el final neutralizando su impacto en el clima compensando su huella de carbono, que asciende a 2.603,1 tCO2e, en proyectos de compensación de la iniciativa CeroCO2 impulsada por la ONG ECODES. De este modo, Condé Nast, que se distingue por la excelencia editorial de sus marcas (Vogue, Glamour, AD, GQ, Traveler…) se convierte además en la primera empresa de medios que compensa su huella de carbono en España.

Cristina Monge, de CeroCo2, entregando el certificado de compensación de emisiones a Francisco Morote, director de producción de Condé Nast y Óscar Becerra, director general de desarrollo

Cristina Monge, de CeroCo2, entregando el certificado de compensación de emisiones a
Francisco Morote, director de producción de Condé Nast y Óscar Becerra, director general de desarrollo.

Los proyectos de compensación son de reforestación y de deforestación evitada y se localizan en países en vías de desarrollo por lo que cumplen un doble objetivo: frenar el cambio climático y contribuir a luchar contra la pobreza de las comunidades locales donde se desarrollan los proyectos.

El primer proyecto en el que Condé Nast ha compensado su huella de carbono es “Conservación de la Amazonía peruana en Madre de Dios”. La Amazonia Peruana se encuentra en gran riesgo de deforestación, especialmente después de la construcción de la carretera transoceánica que atraviesa la selva. Los recursos actuales no son suficientes para controlar adecuadamente la selva del Amazonas y protegerla de los agricultores y ganaderos que la invaden y de los taladores ilegales atraídos por el gran valor y fácil acceso de sus especies forestales en peligro de extinción. El proyecto de conservación Madre de Dios Amazonía va a reducir dramáticamente esta deforestación mediante el incremento de la vigilancia de la selva. El proyecto mejora las condiciones de vida de las poblaciones locales (tribus Yine y Mashaco) que viven en la zona, apoyando proyectos de producción ecológica.

Además, contribuye a proteger la biodiversidad, ya que la zona constituye el hábitat de cuatro especies de árboles en peligro de extinción y diez especies de animales. El proyecto esta validado por los estándares VCS (Verifed Carbon Standard) y CCBS (Climate Community and Biodiversity Standard).

El segundo proyecto de compensación es Scolel Té y se sitúa en la región de Chiapas en México. El objetivo del proyecto es reducir la deforestación e incrementar la reforestación mediante la implementación de sistemas agroforestales, implicando a pequeños productores y generando impactos positivos en áreas rurales a nivel social, económico y ambiental como son protección de suelos, de la biodiversidad y de fuentes de agua. Su nivel de robustez y transparencia es constantemente verificada por el estándar Plan Vivo. El proyecto cuenta con la participación de 2.437 pequeños productores, para quienes las compensaciones han supuesto un aumento de los ingresos familiares.

Por todo ello, CeroCO2 ha otorgado a Condé Nast la etiqueta “CeroCO2 compensado” que reconoce el compromiso de Condé Nast frente al cambio climático.
 

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Share this on Linked In
  • Share thison Whats App
Top